La habitación 103

Si solo fueran una vida, nunca se habrían encontrado. Como ambos son más de una sonrisa, más de una ambición y más de una forma de besar, existe para ellos esa habitación. Tienen entonces dos mundos, el de dentro, el de fuera; una única ilusión y muchas, muchas mentiras para sostenerla.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *