Jirafas en el horizonte

¿Es una boda una fiesta? A veces son demasiados momentos para recordar a todos los hombres que quisiste ser y no has sido, para sentir la vejez, lo amargo de la borrachera y el whisky, lo que se escapó de entre los dedos y ya nunca has tenido.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *